Stupendo empresa de facturacion, documentos electronicos, firma digital en Quito Cuenca Guayaquil Ecuador
El profesor que nadie quería, Mensaje de Hartmut Bock
by Stupendo | Jul 9, 2019 | Negocios

Elías se había graduado hace poco del colegio e ingresado a la Universidad. Como el ingeniero que quería ser, se registró en matemáticas, materia impartida por el profesor Santamaría.

El día que inició clases se encontró con su amiga Stefania, quien, al igual que él, deseaba estudiar ingeniería, pero, a diferencia de él, llevaba un poco más de un año en la universidad.

Después de ponerse al día respecto de todo y nada, Stefania le contó a Elías que el profesor Santamaría era detestable. No solo que era una mala persona que deseaba que sus pupilos perdieran su materia, además coqueteaba a sus alumnas y había varias denuncias de acoso sexual.

Elías se quedó preocupado. Además contó a sus otros compañeros lo que le había contado Stefania.

Cuando iniciaron las clases de matemáticas el ambiente en el aula era pesado y asfixiante. Nadie confiaba en el profesor Santamaría.

Antes...

A la final del primer semestre Elías se había olvidado de los comentarios de Stefania. Es más, noto que el profesor Santamaría era muy respetuoso con las alumnas y que se comportaba siempre de manera muy profesional. Se sintió mal por haber sido parte de los chismes de Stefania, quien, también se enteró, estaba resentida por no haber podido pasar la materia de matemáticas con la mejor nota de su clase.

Y es que los chismes son un veneno que funciona como magia negra, las personas afectadas por ellos se comportan de manera diferente, se olvidan de quienes son, como si estuvieran infectadas por una bacteria cerebral que domina su mente.

La mejor forma de no dejarse embrujar es hacerle notar al brujo que está haciendo mal. Un chismoso, al fin y al cabo, solo busca sembrar la duda y la discordia, así podrá justificar su fracaso, sea pasado o por venir.

Atentamente

Hartmut Bock

Comparte este contenido